miércoles, 26 de septiembre de 2012

COSAS DE MI CABEZA

Pensado, perdido en mi berenjenal, vino a mí una idea un poco descabellada y hasta traída de los pelos (aunque sea una paradoja). Pensaba en aquel hombre primitivo, no al nivel que puden llegar a pensar los filósofos, sino ese hombre tosco que se vale de si mismo para satisfacer sus 3 necesidades básica que le daban placer, el placer de comer, el placer de descansar, y el placer del sexo. Ese hombre que buscaba sus alimentos, que dormía bajo un árbol y que podría a llegar a ser infeliz, si alguna de las 3 cuestiones anteriores no eran conseguidas. Un hombre comparado con el actual muy básico intelectualmente, con poco tiempo para la pereza, ya que sus subsistencia depende directamente de su capacidad para estar buscando sus alimentos o cazandolos, donde la leña hay que buscarla y no esta embazada , donde estos hombres eran de una gran tonicidad muscular producto de su constante movimiento, más ágil, más fuerte y sin problemas de diabetes , de colesteroles malos, sobrepeso y muchas enfermedades que nos son comunes a los tiempos que corren.
Entonces en ese momento me puse a pensar en que llevó al hombre a lo que actualmente es como ser, y obviamente, como mi mirada es sesgada, y soy falto de estudios en el tema, voy a hacer mi aporte el cual seguramente hará agua por un sin fin de criterios que el lector le busque, si es que no ha cerrado ya esta página. El hombre contemporáneo realiza actividades para poder vivir, o para poder cubrir sus necesidades, pero no las realiza el mismo, realiza otras actividades que no están relacionadas con sus necesidades; con por ejemplo un administrativo no caza o cultiva su alimento. Sino, más bien, es todo parte de un entramado, en el cual, cada uno es “especialista” en algo y de ese algo no me salgo. El intercambio entre estos especialistas hace que no se muera ninguno, con el bien universal de cambio que es el dinero, somos todos dependientes de lo que hace otro especialista en otro lugar. Bueno, no descubrí nada y además esto no es nuevo, ¿Entonces donde veo el problema?, el problema radica en que en estas interacciones de bienes, hay un bien que se encuentra devaluado, y eso desequilibra la balanza en post de nuestro beneficio aparente y como pilar que sostiene nuestro capitalismo.

A esta altura el lector puede preguntarse ¿Cuál es el bien de cambio devaluado? El bien del que hablo es de la energía, que como ya muchos saben, no se crea, no se destruye , solo se transforma. Pero ¿Qué energía se encuentra devaluada? La energía devaluada es la energía que proviene de nuestros recursos naturales, esta energía barata, que esta al alcance de la mano, energía que el hombre natural o primitivo usaba en una manera mucho menor que los actuales (si la usaba), ¿al estar esta energía devaluada que pasa? La mano de trabajo del hombre tiene un valor inferior, ya que , un litro de nafta nos provee mucho mas energía y más rápido que si tenemos un hombre empujando un auto, además es mucho más económico. (lo anterior es a modo de ejemplo). También se podría tomar por ejemplo que hace 100 años atrás se tiraban 300 árboles con 30 personas con hachas, hace 50 años atrás se tiraban las misma cantidad de árboles con 10 personas con motosierras y actualmente con una sola maquina se tumban 300 árboles día. Estos números son los primeros que se me vinieron a la cabeza, son solo otro ejemplo. ¿Pero que tiene de malo esto? Que la energía que proviene de nuestros recursos naturales es finita, se termina, y como es barata se explota cada vez mas rápido,  bueno, podríamos pensar que cuando se termine utilizaremos la energía que tienen los hombres, pero esto es inviable, ¿que suelo cultivarán sin suelos, o que árboles talaran sin árboles?. Quizás una solución a esta Apocalipsis que muchos anticipan, tenga una solución sencilla, como por ejemplo, no utilizar recursos naturales como energía,  ¿Entonces quien va a tener que hacer el trabajo? Y bueno, la noticia no es muy buena, vamos a tener que trabajar nosotros, vamos a tener mucho mas trabajo, y vamos a crecer en base a nuestras necesidades impuestas a un ritmo mucho mas lento, pero que le permitirá a la naturaleza ir recuperandose, vamos a tener la necesidad de ocupar tierras mas cercanas a los lugares de producción de alimentos, ya que su transporte será mas costoso, mucha gente tendría que dejar de vivir apilada. Bueno esta ultima parte es solo un derrape personal.
Quizás algún lector a este momento este pensando en decirme, si pero tenemos la energía solar, si tiene razón, por eso necesitamos los hidrocarburos para hacer cables, baterías y todos los materias  que se necesiten para su implementación por eso no hay que esperar a que se termine para cambiar de tecnología.
¿Tendrá algo que ver la pereza?
Espero que esta visión de mi mundo le sea útil a alguien. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario